COLOMBIA ES COMO UN REGALO PARA MI

COLOMBIA ES COMO UN REGALO PARA MI

Mi nombre es Jazmín, soy voluntaria de Corea del Sur, el 8 de febrero llegue aquí y han pasado 8 meses.

Vine a Colombia porque me gusta el clima y la pasión de los colombianos, pero al principio fue muy difícil para mí la cultura, la comida, el idioma y las personas. Como no sabía español, solo compartía mi corazón con las otras voluntarias de Corea y solo peleaba con los colombianos sin conocer sus corazones.

En julio los voluntarios de aquí viajamos a México para preparar el World Culture Camp, aunque a mi no me gusta bailar, allá me dijeron que hiciera el baile de abanicos, tradicional de mi país.

Al principio no lo hacía con el corazón porque no me gustaba bailar, entonces el coordinador de los voluntarios me llamo y me dijo: ¿Por qué bailas así?, tú no tienes que pensar que bailar es para que te veas bonita sino para abrir el corazón de las personas que participaran en el World Culture Camp.

Al hablar con él, pude cambiar mi corazón, luego de eso, muchos canales de televisión nos invitaron a promocionar el campamento haciendo ese baile, me di cuenta de que cuando cambié mi corazón, las chicas de la danza de abanico pudimos reunir el corazón y todo salió maravilloso.

Después regresamos a Colombia y en el mes de septiembre a cada una de las voluntarias nos enviaron a las diferentes sedes de IYF en ciudades, yo fui a Villavicencio, estando allá, los martes y sábados iba a la Universidad Autónoma de Nariño y daba clases de coreano.

Al principio pensaba ¿De verdad puedo enseñar bien coreano?, pero luego entendí que eso no era importante, porque, a pesar de que se poco español mis estudiantes se esforzaban por aprender y me llamaban profesora, por eso me sentía muy agradecida, lastimosamente no puedo recordar la cara de los primeros estudiantes que tuve en Colombia.

Un día hablé con la directora de IYF Villavicencio, y le dije: Me siento así y así y es difícil, ella me dijo, ese problema no es importante, si cierras tu corazón entonces si lo es, así que abrelo Jazmín. Después abrir mi corazón hablando en español con las personas, estábamos muy felices.

Esto fue muy bueno, entonces pensé: ¿Por qué hasta ahora me di cuenta?, regresare a corea en un mes y una semana, aunque la cultura y el idioma de las personas de Colombia es muy diferente, eso no es un problema, al venir a Colombia conseguí un regalo especial, mis amigos. No quiero volver a cerrar mi corazón y arrepentirme después, falta poco tiempo para irme. ¡Colombia es como un regalo para mí, Gracias!