Voluntarios Forman Nuevos Voluntarios

VOLUNTARIOS FORMAN NUEVOS VOLUNTARIOS

Los voluntarios IYF realizamos el segundo taller de formación de nuevos voluntarios, el 27, 28 y 29 de septiembre en Centro de Memoria, Paz y Reconciliación, con la participación de 30 voluntarios.

Al iniciar los jóvenes nuevos que llegan son un poco tímidos y callados, esa fue la impresión el primer día, por eso hacemos las actividades en Recreación de la Mentalidad, una herramienta que hace que el corazón fluya de una manera muy divertida, también hacemos reuniones grupales para conocernos y hablar respecto a la conferencia, así es como, al intercambiar los corazones todo cambia.

El día siguiente el ambiente era totalmente diferente, un avance total, realizamos una dinámica guiada por una historia del libro herramienta, ¿Tú Quién eres que me arrastras? la conclusión fue cuando haces la cosas con júbilo tu eres feliz y tu alrededor también lo es.

Los voluntarios tenían la facilidad de opinar sobre el libro, compartiendo sus ideas aprendimos que es muy importante recibir las palabras de las otras personas, porque desde allí se empieza a abrir el corazón, y ese es el objetivo del voluntariado.

En una reunión grupal, Ivvone Rueda, una voluntaria nos dijo: “Las personas piensan que la problemática es la pobreza o todo lo que se ve muy superficial, pero muchos no podemos ver las heridas del corazón, IYF tiene la solución, el mundo del corazón.”

El último día de nuestro taller fue el más dinámico, lleno de sonrisas, escuchamos a Angie Romero una voluntaria que llegó hace poco de Tailandia: “Al principio no fue fácil por el idioma, hubo muchas dificultades había mucho trabajo, pero a pesar de todo siempre éramos personas felices por vivir unas para otras”, después compartimos unos deliciosos dulces típicos de Tailandia.

Este día pudimos sentir el corazón de nuestros próximos voluntarios, el gozo que es servir a los demás, al principio pensaban: “no es fácil hablar con alguien que no conozco” pero a medida de cada conferencia, de cada dinámica, podíamos ver como se refleja el corazón de IYF en cada uno de sus corazones, sin duda alguna ahora son los jóvenes más felices del mundo.

Así concluyó nuestro segundo taller de voluntarios, el proceso del segundo taller fue espectacular, los resultados fueron los esperados.

Luisa Barinas, Voluntaria IYF